Cuidado apropiado de las baterías

Zaulo
Mensajes: 4
Registrado: Marzo 5th, 2014, 10:28 pm
Ubicación: Mexico
Contactar:

Cuidado apropiado de las baterías

Mensaje sin leer por Zaulo » Julio 14th, 2017, 7:20 pm

RECARGA:

En condiciones normales, se recomienda recargar la batería cuando esta alcanza el 80% de su descarga (cerca de la “zona roja” en la mayoría de los medidores de descarga), y no antes.
Las baterías nuevas están diseñadas para proporcionar un mínimo 1.500 cargas o “ciclos”. Si la utilización es para trabajos ligeros o de tipo medio o esporádico, la batería se debe recargar solamente cuando sea necesario en lugar de hacerlo diariamente. Esto extenderá el ciclo de vida de la batería y asegurará que se consigue el máximo número de años productivos de la inversión.
Aproximadamente cada 10 a 20 ciclos de carga se debe seleccionar la opción “fin de semana”, “igualar” o “semanal” (dependiendo de la marca del cargador) esto se hace con la finalidad de mantener el desempeño de la batería en su nivel máximo de eficiencia. Si no se hace, o si se selecciona esta opción sobre una base diaria podría resultar perjudicial para la batería además de acortar su vida efectiva.
ADICIÓN DE AGUA:

Las baterías nuevas requieren agua aproximadamente cada 10 cargas durante los primeros años. Baterías reacondicionadas o más viejas pueden requerir agua cada 5 cargas.
En ambos casos, nuevas o reacondicionadas, se recomienda chequear 2 o 3 celdas cada 5 cargas para verificar que el nivel de agua luego de la carga está justo por encima del Elemento Protector perforado. (ver diagrama)
Si el nivel está bajo, sólo se debe agregar agua suficiente para cubrir el elemento protector de aproximadamente ¼ “en cada celda. El espacio adicional es necesario para la expansión debida a los gases al final de carga. El llenar demasiado causará desbordamiento.
LIMPIEZA:

Si una batería se llega a desbordar, debe enjuagarse con agua inmediatamente para evitar la corrosión de las partes superior e inferior de la batería (bicarbonato de soda opcional). Se debe utilizar suficiente agua para diluir completamente el derrame de ácido, de tal manera que no sea nocivo para el medio ambiente.
El ácido derramado es altamente corrosivo y conductor. De no enjuagarse bien, la conductividad puede causar la descarga de la batería, aun cuando ésta no se esté utilizando, además hace que se genere calor durante su uso y recarga.
Con el tiempo, la corrosión producida por el ácido dejado encima de la batería hará que se formen cúmulos blancos conductores. Permitir que esto suceda, puede acortar dramáticamente la vida de la batería y hacer del chequeo y la adición del agua una experiencia desagradable que los empleados tenderán a evitar, así como los evidentes problemas de seguridad.
Vapores ácidos escapan durante la recarga, y un residuo ácido se formará alrededor del tapa de ventilación incluso en circunstancias normales. Se recomienda que las baterías sean enjuagadas cada primavera y otoño (o cada vez que sea necesario), para eliminar los residuos de ácido.

NUNCA:

Nunca llenar de más. Esto causará desbordamiento en el próximo ciclo de carga. La pérdida de ácido acorta el tiempo de funcionamiento, genera más calor y requiere de costosos pagos por servicios para corregir.
Nunca hacer como hábito el dar cargas cortas durante el almuerzo o durante las pausas. Cada carga corta constituye un “ciclo” lo cual con el tiempo va afectando significativamente el rendimiento y la vida útil de la batería. Esto también provoca exceso de calor, lo que hará a la batería tan ineficiente como si no se cargara en absoluto. Es mejor dejar que la batería descanse y se enfríe a la hora del almuerzo y durante las pausas.
Nunca interrumpir un ciclo de carga si esto puede evitarse. Una vez que se inicia el ciclo de carga es recomendable permitir que se complete.
Nunca permitir que la batería permanezca descargada por más de unos pocos días para evitar la “sulfatación”. Si se hace necesario almacenar la batería por un largo período de tiempo, ésta debe ser recargada antes, y luego se debe recargar una vez cada 3 a 6 meses para evitar daños.
Nunca permitir que una batería quede completamente muerta (inservible). Toma más de 72 horas continuas de carga para llevarla de nuevo a plena carga, y puede que se requiera pagar por servicio para restablecerle la carga completa.
Nunca continuar utilizando una batería sobrecalentada. Si una batería irradia calor excesivo durante su utilización o recarga o emite un fuerte olor a azufre, suspenda su uso y llame al servicio técnico. Puede tratarse de una batería, un cargador o un montacargas con problemas.
Nunca permitir chispas o llamas cerca de una batería mientras se está cargando. Las baterías liberan hidrógeno durante el proceso de carga, lo cual puede producir explosiones y causar lesiones o muertes.
Nunca descargue demasiado una batería:

Descargar demasiado una batería es perjudicial para su desempeño y hará que todos los componentes eléctricos del montacargas funcionen excesivamente calientes. El montacargas puede llegar a dañarse significativamente, incluso puede fallar el motor; armaduras y cepillos quemados y contactos quemados o pegados, pueden hacer rápidamente al montacargas inseguro e inservible.
Descargar demasiado una batería puede fácilmente incrementar el tiempo de recarga, fuera del rango de operación del cargador, ocasionando que la batería esté solo parcialmente cargada al día siguiente.
La mayoría de los cargadores automáticos deben detectar un voltaje mínimo para activarse y encenderse. Si la carga de la batería se encuentra por debajo de este voltaje umbral usted no podrá recargar la batería y puede que sea necesario solicitor servicio para arrancar manualmente el cargador.
Si no se tiene de un indicador de descarga, se recomienda instalar al menos un simple indicador de descarga “pasivo”.

Fuente:http://montacargas.com.mx/cuidado-aprop ... a-bateria/

Responder

Volver a “- MANTENIMIENTO INDUSTRIAL”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 11 invitados